La princesa de hielo (Reseña) Camilla Läckberg

La princesa de hielo (Portada) La princesa de hielo (Portada)

Al regresar a su ciudad natal de Fjallbacka después del funeral de sus padres, la escritora Erica Falck encuentra una comunidad al borde de la tragedia. La muerte de su amiga de la infancia, Alex, es solo el comienzo. Sus muñecas cortadas, su cuerpo congelado en un baño helado, parece que se ha quitado la vida.

Erica concibe un libro sobre el hermoso pero remoto Alex, uno que responderá preguntas sobre su propio pasado compartido. Mientras su interés crece en una obsesión, el detective local Patrik Hedstrom está siguiendo sus propias sospechas sobre el caso. Pero solo cuando comienzan a trabajar juntos, la verdad comienza a emerger sobre un pueblo pequeño con un pasado profundamente inquietante. Alex era una mujer hermosa, casada con un esposo exitoso y cariñoso y parecía tener una vida maravillosa. Las dos mujeres perdieron contacto años antes, cuando Alex y su familia salieron misteriosamente de la ciudad con algo de prisa, pero a pesar de que no habían estado cerca durante años, Erica no puede imaginar por qué su vieja amiga se habría suicidado.

El primer instinto de Erica es escribir un libro sobre la muerte de Alex. Su segundo es unir fuerzas con otro amigo de la infancia, Patrik Hedstrom, en un esfuerzo por desentrañar el misterio. Patrik es el principal detective que investiga la muerte de Alex. Pronto se hace evidente que la pequeña ciudad de Fjallbacka tiene muchos secretos oscuros y profundos, algunos de los cuales datan de años atrás, y Erica está decidida a buscarlos para descubrir la verdad sobre la muerte de su amiga.