Cuentos extraños para niños peculiares (Reseña) Ransom Riggs

Este libro está compuesto por varios cuentos cortos dedicados a los niños peculiares. Pongámonos en situación. El hogar de Miss Peregrine es una especie de orfanato donde conviven niños que no tienen familia. Pero no es esa la una característica que los une: todos ellos tienen algún tipo de poder especial, algo que les hace peculiares. Mis Peregrine, la directora del orfanato, se encargó de ellos para que no les faltara de nada y que se sintieran como en un hogar. Y, por supuesto, no podían faltarles cuentos.

Porque ¿qué sería de nuestras vidas sin historias? Así que estos cuentos, narrados de generación en generación, un buen día fueron recopilados y plasmados en papel. Así fue cómo surgió Cuentos extraños para niños peculiares. Estos peculiares tienen la grandiosa ventaja de que su carne se puede regenerar. No les importa perder un brazo o una pierna, pues estos volverán a crecer sin problemas en un tiempo. Imaginaos lo contentos que se pusieron los caníbales cuando descubrieron a los peculiares. No os voy a desmembrar más la historia, pero digamos que los caníbales no tuvieron ese reparo respecto a los pueblerinos.

De primeras, esta historia impresiona. Con este inicio me esperaba que el libro siguiera en ese registro gore, por decirlo de alguna manera, pero lo cierto es que después las historias no son tan macabras como esperaba. Lo que, por otra parte, he agradecido, ya que no soy muy dada a las historias de caníbales o zombies.