Alien (Reseña) Alan Dean Foster

Con sencillas y elegantes palabras, Alan Dean Foster nos cuenta la historia del Nostromo y sus siete tripulantes.  El despertar de éstos ante una señal considerada al principio como de auxilio es narrado con el mayor detalle aunque sin cansar al lector con palabras de más.

La novelización es bastante fiel a la cinta al contar cronológicamente cada uno de los acontecimientos que involucran desde la exploración de esa extraña nave hasta la llegada aterrorizante de esa bestia alienígena que elimina uno por uno a los tripulantes.

Si uno lee con cuidado cada capítulo, descubrirá que sólo hay pequeñas diferencias en cuanto a algunas situaciones. Por ejemplo, cuando Ripley y los que quedan descubren que Ash es un androide, la conversación girará alrededor no tanto de un proyecto militar, sino de un interés corporativo por explotar esa extraña bestia estelar y sacarle el mayor provecho.

Otra parte es que Ripley tiene que huir a toda prisa de la nave no porque haya accionado el mecanismo de autodestrucción de madre, sino por fallas técnicas.

Quizás lo que sale sobrando es el encuentro con un Dallas atrapado en un capullo junto con Lambert y Parker. Y lo que quizás se queda corto es la descripción del lanzamiento del Alien al espacio: por lo menos creo que el autor no tuvo la habilidad que muestra en el resto de la novela para contar esta última y excepcional escena.