Aprender a amar: Enamorarse conscientemente y relacionarse sin miedos (Reseña) Osho

  Aprender a amar: enamorarse conscientemente y relacionarse sin miedos (Portada) Aprender a amar: enamorarse conscientemente y relacionarse sin miedos (Portada)

El amor se ha convertido en una de las experiencias más excepcionales. Sí, se habla de él, se ruedan películas y se escriben historias sobre él, se componen canciones sobre él, y está presente en los programas de televisión, en la radio, en las revistas; hay toda una industria dedicada a proporcionarte ideas acerca de qué es el amor. Hay mucha gente involucrada en la industria de ayudar a las personas a entender qué es el amor pero, a pesar de ello, sigue siendo un fenómeno desconocido. Y debería ser uno de los más conocidos.

Las reflexiones que hace Osho sobre el amor son excelentes. Algunas de ellas quizá inviables para nuestro modo de vida, pero es un autor que siempre te aporta una amplia perspectiva y te provoca a vivir con consciencia e intensidad. No es un libro que recomendaría a todo el mundo, pero si a todos aquellos que lean con una mentalidad abierta y se abran a reflexionar para contagiarse de una filosofía que busca la belleza y la liberación del y comprensión del ego.

“El amor debería ser una realidad en nuestra existencia, no sólo un sueño o el tema de unos versos. Es un término que ha de cobrar vida. Y nunca es demasiado tarde para experimentar el amor por primera vez.

En este trabajo, tan meditado como provocador, Osho nos reta a cuestionarnos qué es lo que conocemos sobre el amor y nos abre a la posibilidad de un amor natural, satisfactorio y exento de celos y posesión. Con su ingenio y humor característicos, Osho nos invita a no ceder ante los enfermizos hábitos sobre las relaciones que hemos aprendido de aquellos que nos rodean, para redescubrir por nosotros mismos el verdadero significado del amor: cuando el individuo está dispuesto a explorar este sentimiento, está tan contaminado de ideas malsanas sobre el amor que le resulta difícil encontrar aquello que es auténtico entre tanta falsedad.